lunes, 3 de octubre de 2011

Monólogo interior

Hace mucho que no visitaba mi blog, había perdido casi el desinterés, debo confesarlo. Vuelvo a él luego de un largo silencio entre libros, clases en San Marcos, luego de meses de pensar y repensar los mismo versos, franqueando nuevas formas para decir lo mismo, reinterpretando mis letras. La actualización será a partir de hoy constante. Mi compromiso con la literatura: permanente. No es necesario valerme de estilos retóricos para hallar la ruta. Las huellas están tatuadas como el barro en la memoria.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

MI FE

MI FE